• 08 FEB 18
    • 0
    Cirugía de rodilla en Sevilla: bursitis de rodilla

    Cirugía de rodilla en Sevilla. La bursitis es una inflamación de la bolsa serosa, una pequeña bolsa que contiene líquido sinovial y que sirve para lubricar las articulaciones, eliminando las tensiones que generan los tendones y facilitando el movimiento. De entre todos los tipos de bursitis, la más habitual es la de rodilla.

    La bursitis de rodilla es una lesión que suelen padecer personas que practican deportes de contacto como el rugby o las artes marciales, así como los corredores. Sin embargo, no es exclusiva. Antiguamente recibía –informalmente- el apodo de “la enfermedad de las beatas”, ya que era muy frecuente entre las mujeres que pasaban mucho tiempo de rodillas en la iglesia.

    Las causas, por tanto, suelen estar relacionadas con la sobrecarga, presión continua, la repetición prolongada de ciertos movimientos e incluso una infección. Además, existen ciertos factores que favorecen su aparición como la diabetes o las enfermedades reumáticas, la condromalacia rotuliana y la desalineación en la articulación femoropatelar.

     

    Principales síntomas

     

    Los principales síntomas de la bursitis de rodilla son el dolor muy intenso, la rigidez y una importante limitación funcional. Hay que tener en cuenta que, dependiendo del tipo de bursitis que se padezca, los síntomas variarán:

    • Bursitis prepatelar: aparece en la cara interior de la rodilla y supone una inflamación justo delante de la rótula, acompañado por un leve dolor que aumenta al apoyarse sobre ésta y al realizar flexiones.
    • Bursitis anserina: aparece en la cara interna de la rodilla y va acompañada de un dolor que se hace más intenso al subir o bajar escaleras. La inflamación no tiene porqué ser demasiado evidente.
    • Bursitis iliotibial: aparece como dolor en la cara externa de la rodilla.

     

    Tratamiento

     

    Tras realizar un examen manual y -si fuese necesario- alguna radiografía, se decidirá el tipo de tratamiento según el estado de la lesión. El más conservador consiste en la toma de medicamentos como el ibuprofeno y la aplicación de hielo. Sin embargo, no siempre es suficiente.

    En ese caso, se procederá a una intervención quirúrgica  consistente en una incisión en la piel por encima de la bursa, para eliminar la bolsa. Se realizará aplicando anestesia local y el paciente deberá permanecer hospitalizado una noche.

     

    En Clínica Cot somos especialistas en este tipo de intervenciones quirúrgicas y contamos con un personal formado específicamente para el tratamiento de cirugías de rodilla. Si desea más información puede ponerse en contacto con nosotros llamando al 954 27 47 62.

    Enviar comentario →

Enviar comentario

Cancelar

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar