• 03 ENE 18
    • 0
    Cirugía de rodilla en Sevilla: la lesión del ligamento cruzado posterior

    Cirugía de rodilla en Sevilla. Un ligamento es una banda de tejido fibroso encargada de conectar un hueso con otro. Cuando hablamos de ligamento cruzado posterior o LCP nos referimos a la estructura que une los huesos de la parte superior e inferior de la pierna, situada dentro de la articulación de la rodilla.

    La lesión del mismo se produce cuando el ligamento se estira o rompe, pudiendo ser parcial o completa. Las causas más habituales son un fuerte golpe en la zona frontal de la rodilla, una mala caída o una hiperflexión de la rodilla.

    Se estima que entre un 5% y un 20% de las lesiones ligamentarias de rodilla corresponden al LCP, una cifra más alarmante si tenemos en cuenta que suele ir acompañada de otros daños en la articulación, como lesiones de nervios o huesos.

     

    Rotura del ligamento cruzado posterior

     

    Algunos de los primeros síntomas son:

    • Dolor que va empeorando.
    • Rodilla inestable.
    • Hinchazón y rigidez.
    • Incapacidad para caminar.

     

    Un profesional deberá examinar la rodilla y realizar una resonancia magnética y una radiografía, para ver si también existe daño en los huesos de la rodilla. Los resultados determinarán el grado de la lesión y ayudarán a determinar si se necesita operar o bastará con un tratamiento más conservador.

     

    Cirugía de rodilla en Sevilla: ligamento cruzado posterior

     

    La opción quirúrgica se recomienda, especialmente, cuando la rotura es completa y afecta a personas jóvenes que llevan una vida activa. Además, es siempre la primera opción cuando existen otras lesiones asociadas.

    La reconstrucción del ligamento cruzado posterior se realiza por el procedimiento de artroscopia, debido a que es una técnica mínimamente invasiva. Se trata de una operación que consiste en la sustitución del LCP por uno nuevo (autoinjerto o aloinjerto) y que suele durar entre 30 y 90 minutos.

    El tiempo de hospitalización es mínimo, aunque el paciente deberá seguir unas determinadas pautas durante 4 o 6 semanas. La fuerza de la rodilla se recuperará en 2 o 6 meses, pudiendo realizar deporte a los 4 o 6 meses.

     

    Si desea más información, puede ponerse en contacto con nosotros llamando al 954 274 762. Estaremos encantados de estudiar su caso.

    Enviar comentario →

Enviar comentario

Cancelar

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar