• 30 MAY 18
    • 0
    Cirujano de rodilla en Sevilla: osteocondritis disecante

    Cirujano de rodilla en Sevilla. La osteocondritis disecante es un trastorno que consiste en el desprendimiento de un fragmento de cartílago junto a la parte superficial del hueso a la que se adhiere. Aunque puede producirse en cualquier articulación, es la rodilla la zona más frecuente.

    Se trata de una enfermedad que afecta, especialmente, a las articulaciones de varones de entre 15 y 20 años que son activos físicamente. Además, hay que tener en cuenta que en la mitad de los casos se presenta por antecedentes traumáticos y lesiones previas.

    Su prevalencia no es demasiado alta; se calcula que unas 30 personas por cada 100.000. Sin embargo, el riesgo de que se desarrolle una osteoartritis articular en el futuro -una patología sin cura-, nos obliga a estar muy pendientes en caso de que el paciente presente algún síntoma.

     

    Cirujano de rodilla en Sevilla. Síntomas de la osteocondritis disecante

     

    Los síntomas de la osteocondritis disecante irán variando según lo avanzada que esté la enfermedad, haciéndose más evidentes con el paso del tiempo.

    El primero de todos suele ser la aparición de dolores difusos en la rodilla cuando se realiza algún deporte; un dolor que irá intensificándose y localizándose en los laterales internos y externos de la articulación. Si también existe derrame intraarticular, la rodilla se inflamará.

    Además, estos síntomas se verán influidos por otros factores como el desplazamiento de los fragmentos desprendidos. Cuanto más se separen del lugar del que nacen, mayor será el dolor.

     

    Cirujano de rodilla en Sevilla. Tratamiento de la osteocondritis disecante

     

    El diagnóstico se realizará mediante el estudio radiológico. Aunque, en la mayoría de casos, con una simple radiografía será suficiente, podrá requerirse de resonancia magnética para medir con exactitud el grado de la lesión.

    Será este último lo que determine el tratamiento a llevar a cabo, que irá siempre acompañado del cese de la actividad física durante un tiempo. Dadas las características del cartílago y la baja probabilidad de que se cure por sí solo, la opción suele ser quirúrgica. Contacte con nosotros para más información.

    Enviar comentario →

Enviar comentario

Cancelar

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar